18 abr. 2016

Cosmética natural: la granada

Para los hebreos la granada es un símbolo de fertilidad, de renacimiento constante, simbolizado por sus numerosos granos. La fiesta de la Tou-Bi-Sheva, llamada por los judíos Sefardíes la "La fiesta de las frutas" las familias dicen sus bendiciones, alrededor de 7 alimentos: las granadas, los higos, las uvas, las aceitunas, la miel, el trigo y la cebada.

En Grecia era símbolo del Amor y de la fecundidad, es uno de los atributos de la diosa Afrodita, la cual nació de la espuma del mar, cuando llegó a las orillas de la isla de Chipre, un granado nació en el sitio donde apoyó su pie.

En la actualidad la granada es la fruta favorita de Oriente Medio, después de los dátiles. Introducida en España por los árabes, que dejaron la huella de su reino en la  ciudad que lleva su nombre. Y como siguiendo una carrera de postas, los españoles trajeron la granada al continente americano. Presente con relevancia en todas las culturas, algunos autores afirman que es la granada y no la manzana, el fruto prohibido del “Paraíso”, ya que es considerada  la “fruta de la fertilidad”.

El extracto de granada ejerce un efecto fortalecedor de la epidermis y una acción reductora sobre las arrugas. Por ello se recomienda el consumo de granada, tanto en la alimentación como en las  formulaciones cosméticas.

La granada es una fruta de temporada, su árbol da frutos en otoño y primavera (la transición al invierno y al verano). En el otoño, la granada es perfecta para prepararnos contra el frío, activa el sistema. En primavera, nos prepara para hacer frente al sol, protege al organismo de los radicales libres causantes del envejecimiento celular.
En la piel, sus activos se utilizan para reafirmar y fortalecer la epidermis, así como para combatir las arrugas.

La parte comestible, los granos de color rubí, se denomina arilos. Contiene polifenoles que, además de darle el color característico de la granada, tienen un elevado poder antioxidante. Éste efecto de la granada es aproximadamente tres o cuatro veces mayor que el del vino tinto o el té verde. Sus principios activos actúan en células y órganos con necesidades específicas, estimulan su reparación, inhiben procesos degenerativos y los protegen de agresiones. De la misma forma, se ha comprobado que ejerce un efecto fortalecedor de la epidermis y anejos cutáneos (cabellos y uñas).

Otros componentes destacables de la granada son el ácido cítrico, de acción desinfectante, y potencia la acción de la vitamina C, málico, flavonoides (acción antioxidante) y los taninos. Así mismo, por su elevado contenido en potasio y bajo en sodio, resultan muy recomendables para aquellas personas afecciones de vasos sanguíneos (arañitas en las piernas).

Extracto hidroglicerinado

Ingredientes

50 grs. de glicerina líquida vegetal
30 grs. de agua destilada
20 grs. de granos de granada fresca.

Procedimiento
Colocar en un frasco de cristal, los de mermeladas perfectamente higinizados, valen. Los granos de granada. Cubrir con la glicerina y el agua destilada.
Tapar el frasco y dejarlo en un sitio seco, protegido de la luz solar directa. Después de 4 semanas, agitando todos los días. Colar con filtro de papel Tisú. Poner una etiqueta para identificar el tipo de aceite y la fecha. Duración 12 meses

Gel reafirmante para patas de gallo

Ingredientes: 

25 grs de gel base apto aromaterapia
  5 grs de oleato de cola de caballo (macerada en chía)
  2 grs. de extracto glicerinado de granada
  1 gota a.e. de hinojo

Procedimiento
Añadimos  al gel base el oleato, removemos hasta homogeniezar toda la preparación. Una vez logrado esto, agregamos el  extracto y removiendo bien. Por último incorporamos la gota de aceite esencial de hinojo. Se conserva de 2-3 meses en recipiente bien tapado.
Refrescante, hidratante y emoliente. Aplicar por las mañanas y en las noches antes de ir a dormir.

Mascarilla de Granada para pieles mixtas y grasas

El jugo de la granada,  reduce el tamaño de los poros y rejuvenece la piel; arcilla blanca, también llamada caolín,  tiene la capacidad de absorber el sebo, eliminar las impurezas y limpiar la piel profundamente. Su contenido en zinc regula la secreción de sebo y proporciona protección antibacteriana, regulando las funciones de la piel grasa.
Ingredientes:

50 grs. de jugo de granada recien hecho
Arcilla blanca cantidad necesaria para formar una pasta.

Procedimiento: con una juguera eléctrica realizar el jugo de granada. Hidratar el caolín con el jugo recién hecho hasta lograr la consistencia deseada.

Aplicación:
1) limpiar el cutis, cuello y escote.
2) Refrescar la piel con infusión de romero. Pulverizar sobre rostro, cuello y escote
3) Aplicar la mascarilla, evitando el contorno de los ojos.
4) Dejar actuar de 10 a 15 minutos y luego enjuagar con agua templada.
5) Aplicar con masajes suaves aceite de jojoba de primera calidad, con el fin de nutrir nuestro rostro.

Loción hidratante corporal

Esta loción corporal con extracto de granada que restablece la hidratación natural de la piel.

Fase acuosa

73 grs. de hidrolato de hinojo
  5 grs. de glicerina líquida vegetal

Fase oleosa

10 grs. de aceite de almendras
  8 grs. de aceite de maní
  2 grs. de manteca de karité 
  2 grs. de cera lanette

Fase de complementos
10 grs. de extracto hidroglicerinado de granada

Procedimiento
1º En cazo A, coloca los pedazos o gránulos de los ingredientes sólidos (cera lanette, aceites, mantecas). Ponlos a fuego lento hasta que se hayan derretido. Temperatura de trabajo 40/50 ºC.
2º En un cazo B, vierte los líquidos, disuelve bienla glicerina con una cuchara. Calentar a la temperatura de trabajo 40/50 ºC.
3º Vierte el cazo A en el cazo B
4º Mezcla removiendo bien. Se puede utilizar batidora eléctrica si es mucha cantidad.
5º  Cuando la preparación no supere los 25/30º Añade el extracto de granada y mezcla nuevamente.
6º Pon la loción en envases de cristal antes de que se enfríe. Pega una etiqueta con el nombre de la emulsión, ingredientes y fecha.

Champú con extracto de granada para cabellos frágiles

Para la elaboración de este producto utilizaremos un subproducto del aceite de coco, conocido comercialmente con su nombre técnico: Tegobetaína de coco L7, o simplemente betaína de coco. Es mucho menos agresivo que el Lauril éter sulfato de sodio, el detergente que se suele usar en las fórmulas de los champúes convencionales. El aceite de coco contiene en su interior sustancias espumantes y desinfectantes. En laboratorio, la tegobetaína se obtiene extrayendo el elemento graso y dejando sólo las propiedades espumante y suavizante del aceite de coco.

Ingredientes

70 grs. de hidrolato de lavanda
25grs de betaína de coco
 8 grs. de glicerina líquida
 1 grs. de goma xántica
 5 grs. de extracto hidroglicerinado de granada
 10 gotas de aceite de rosa mosqueta
   3 gotas de aceite esencial de lemongrass

Procedimiento
Mezcle el gramo de goma xántica con los 8 grs. de glicerina liquida, una vez la dispersión sea total agregue el hidrolato de lavanda. Al cabo de 5/10 minutos, tomara la consistencia de gel que tiene el champú convencional. Agregar la betaína de coco, muy lentamente evitando espumar, seguidamente los 5 grs. de extracto de granada, el aceite de rosa mosqueta el aceite esencial de lemongras. Envasar en un bote preferentemente de cristal oscuro.

Gladys Gómez Flores

Naturópata, especializada en cosmética natural